Escudo corporativo del cuerpo de APN

llamanos

¿Fauna salvaje en dificultades o muerta?
¿Incendios forestales?
¿Infracciones contra la seguridad ambiental, caza, pesca, vertidos?
¡¡LLÁMANOS!!
112 SOS ARAGÓN


¿Cualquier tema relacionado con el medio ambiente?
Pregunta por nosotros:
AGENTES PARA LA PROTECCIÓN DE LA NATURALEZA
Centralitas SP Medio Ambiente
Huesca: 974 293 206
Teruel: 978 641 150
Zaragoza: 976 714 600

enlace a las OFICINAS COMARCALES Y ÁREAS MEDIOAMBIENTALES DEL DEPARTAMENTO DE A. G. Y MEDIO AMBIENTE


AGENTES FORESTALES

La AAPNA es la asociación profesional de los AGENTES FORESTALES del Gobierno de Aragón

LEY 10/2006, de 28 de abril, por la que se modifica la Ley 43/2003, de 21 de noviembre, de Montes.

q) AGENTE FORESTAL: Funcionario que ostenta la condición de Agente de la autoridad perteneciente a las Administraciones Públicas que, de acuerdo con su propia normativa y con independencia de la denominación corporativa específica, tiene encomendadas, entre otras funciones, las de policía y custodia de los bienes jurídicos de naturaleza forestal y la de policía judicial en sentido genérico tal como establece el apartado 6º del artículo 283 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal

La AAPNA forma parte de la Asociación Española de Agentes Forestales y Medio Ambientales AEAFMA y de la International Ranger Federation IRF

14 de agosto de 2019

Los Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón recuperan más de 600 aves electrocutadas en tendidos eléctricos en tres años.

Desde hace muchos años, los Agentes de Protección de la Naturaleza (APN) del Gobierno de Aragón inspeccionan cientos de apoyos eléctricos, a priori peligrosos, con el fin de catalogar los que tienen una mayor afección, localizando cientos de aves electrocutadas o que han colisionado con el tendido. Solo durante los últimos tres años, entre 2016 y 2018, los APN han recuperado 614 ejemplares de aves electrocutadas o que han colisionado en dichos tendidos eléctricos de toda la geografía aragonesa. En 2018, recuperaron 259 animales por esta causa.




Con cada uno de los animales se levanta un acta donde figuran todos los datos del hallazgo, con el que posteriormente se elaboran las correspondientes denuncias, atestados o informes. Todos ellos fueron trasladados al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre que el Gobierno de Aragón posee en La Alfranca (Zaragoza), donde los veterinarios realizan la necropsia con el fin de confirmar la causa de la muerte y obtener otros parámetros de cada animal. Con la identificación de los puntos negros” se realizan las actuaciones necesarias para que las empresas eléctricas subsanen las deficiencias que provocan la muerte de los animales. Se estima que anualmente son más de 30.000 las aves que mueren en España electrocutadas. Algunas fuentes incrementan notablemente esa cifra, ya que muchas de ellas nunca son encontradas, al ser depredadas por otros animales.
El mayor problema de la electrocución, además del elevado número de aves muertas, es que algunas pertenecen a especies con críticas situaciones de conservación y poblaciones reducidas, por lo que el impacto sobre ellas es extremadamente grave.
En 2018, el mayor número de animales recogidos correspondió a buitre leonado, con 126 ejemplares, seguido de cigüeña común con 23, águila real con 19 y otras en menor número, entre las que aparece busardo ratonero, águila calzada, águila culebrera, búho real, etc. destacando siete ejemplares de milano real, especie en peligro de extinción con poblaciones muy reducidas, lo que hace que ese número sea, aunque pueda no parecerlo, crítico para la especie en nuestra región.
En éstos últimos años ha habido una tendencia al alza en el número de animales electrocutados que han sido recogidos por los APN. Puede deberse a la mayor prospección que éstos realizan, volcados totalmente en minimizar al máximo el problema. La realidad es que han sido ya numerosos los apoyos peligrosos que han sido modificados para evitar nuevas electrocuciones y se seguirá trabajando en esa línea.
Recientemente, el Fiscal coordinador de Medio Ambiente y Urbanismo, Antonio Vercher Noguera, ha enviado un oficio a las comunidades autónomas, instándolas a que incrementen los medios y personal necesarios para acometer este problema, ya que el número de aves muertas por electrocución y colisión “es alarmantemente elevado”.

No hay comentarios: